Select Language

sábado, 11 de octubre de 2014

Zway Etiopía, como vive la gente.


Como cambian las cosas y que rápido pasa el tiempo:


El sábado día de mercado, salimos a dar una vuelta por Zway, según los otros voluntarios a tomar café?? Y a imprimir unas fotos?? Sorpresa, ¿ya se pueden hacer esas cosas en Zway?
En mis tiempos salías a dar una vuelta y al rato volvías a entrar rodeada de niños y gente que nunca habían visto un blanco y querían ver lo que hacías.(a veces me imaginaba como se sentirían los primeros negros al llegar a Europa..). 
 Hay muchas zonas que no han cambiado mucho, la zona del mercado, un verdadero estercolero donde la gente llega de los poblados a vender su pequeña cosecha, llegan el  “gari guagua” 
Gari guaua
,algunos, otros caminando …




pero han construido calles nuevas, muchas de adoquines porque son mas baratas que el asfalto y en ellas han surgido infinidad de negocios cafeterías y hasta sumerias, casas hechas de ladrillo y cemento. Llega el progreso.
La mayoría de la gente, sigue viviendo en “compounds”, esto es un grupo de cuartos en torno a un patio, rodeado de valla de madera, plantas o cemento, dependiendo del poder adquisitivo. En algunos hay un grifo de agua en el patio, en otros no y hay que ir a buscar el agua al pozo, estos últimos son la mayoría, normalmente, una garrafa de agua que hay que pagar suele ser de 25 litros y esto es el agua de una familia para un día. También hay un cuartucho con un agujero en el suelo que hace de váter. En cada uno de esos cuartos, vive normalmente una familia, la media es de 30 metros cuadrados.. Pero la vida se hace fuera, en el patio, donde también hay un cuarto sin cerrar por un lado donde se cocina con un fogón de leña. Ellos viven así, y sus vecinos son su familia, en las casas no para de entrar y salir gente, casi no saludan, como si vivieran allí, entran, cogen algo, salen, muchos niños corren de un lado a otro igual que las gallinas, el perro…en fin, una vida en comunidad y sin casi intimidad que a muchos de nosotros, y me incluyo nos parecería agobiante ( por cierto, en Viet Nam era igual) Por las calles en el centro, hay montones de basura quemada, no hay servicios de recogida de basura…


Y después están las mansiones, las casas de los ricos que parecen salidas de una película de los años 60 con suelos de mármol, sofás de piel artificial y cortinajes…hemos podido ver una esta semana, la casa de una de mis ex alumnas que luego fue profesora y ahora ha montado su propia tienda…su marido también tiene negocios y parece que les va bien por como tiene la casa, fuimos a verla porque había tenido su segundo hijo, parece mentira, pero han pasado 9 años, y casi todas se han casado y tenido hijos.. hasta 3. Aunque aquí como en todas partes, la gente con algo de educación y perspectiva prefiere tener pocos hijos ,no tan pocos como nosotros, pero ellos viniendo de familias de 8 y 10 hermanos elijen ahora tener como máximo 4.
 Después está el barrio de la luna, son casas construidas en terreno ilegal, o sea no les pertenece, están hechas de barro y madera con techo de uralita y se llaman de la luna, porque se construyen las noches de luna llena, este barrio carece de agua y electricidad y en él se acumulan los que llegan nuevos a la ciudad..
Y en este ambiente es donde transcurre la vida de todas las personas con las que convivimos día a día en la misión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario