Select Language

miércoles, 11 de agosto de 2010

Y volver a Etiopía....












Yo estaba en Egipto, inmersa en proyectos y actividades de todo tipo, de esas en las que me involucro yo en mi afán por hacer de mi tiempo algo positivo. Planes, clases, fechas , trabajo y stress.
Pero, una vocecita con nombre y apellidos llamada Anita Tobarra a la que todos conocéis por haber pasado conmigo 1 año en Etiopía, interrumpía incansablemente mi ritmo para preguntar con insistencia:” ¿Cuándo vamos a volver a Eti?”.Llevaba con esta “matraquilla” meses, tengo estas fechas libres, tenemos que ir este año, los niños van a crecer, hace mucho que no vamos…………….
Yo estaba estresada intentando terminar un proyecto importante en el Cairo, pero al final y ante la insistencia compré los billetes, para salir, apenas 3 días después de terminar el proyecto. Iba a estar agotada, y además, una sensación de desasosiego me invadía cada vez que pensaba en volverá Etiopía. ¿Cómo estará la misión?, ¿las hermanas?, ¿el college? nos constaba que había habido muchos cambios.
Por fin estábamos allí, y parecía que como siempre, habíamos llegado de mano de la providencia, ya que nuestra ayuda era precisa justo en ese momento, yo, para redactar un estudio de mercado que el gobierno había solicitado a las hermanas en referencia a los estudios de moda. Anita para ayudar a elaborar unos exámenes para la escuela primaria…..
La Misión ha cambiado, la gente también ha cambiado…………………….todo para mejor.
A todos aquellos que han colaborado y siguen colaborando con ella, podéis estar orgullosos de lo que se ha hecho con vuestro dinero……La zona de los niños desnutridos, es ahora un edificio, con cunitas, baño para niños y madres, bancos, mesas, una pequeña sala de operaciones, una clínica pequeña…… No podía creer mis ojos lo que veía, ni siquiera tenía idea que en aquel espacio al lado de la entrada a la misión cupiera tal edificio.
En la escuela primaria, hay un campo de futbol, canchas de vóley y baloncesto. El laboratorio montado!!!!! Y han empezado con los cursos 9 y 10. Que cantidad de niños y sobre todo, de NIÑAS reciben las bendiciones de vuestra generosidad en forma de educación, alimentos, asistencia médica y en definitiva FUTURO. Los niños de la escuela cuando hacen los exámenes estatales, sacan las mejores notas del país, creo que eso lo dice todo…………………………


Y en el college?, ¿los míos?............
Me levanté temprano, sabía que me estaban esperando desde el día anterior, pero me resistía un poco a ir, quería esperar a la hora del recreo para no interrumpir las clases, que sabía sin duda se interrumpirían ….de repente veo a lo lejos a Ayinalem y Mahalet, que me estaban espiando desde la oficina, allí estaban juntas y de la mano ,como los Etíopes hacen con tanta naturalidad ya sean niños o adultos, hombres o mujeres. Me vieron a lo lejos y empezaron a correr…………los abrazos, los besos y las lagrimas………mis niñas, mis mujeres, guapas y elegantes orgullosas de sí mismas, vestidas a la moda, con sus carreras, con sus trabajos… Ayinalem ha terminado la universidad, pagada por las hermanas, la única con este privilegio entre toda su familia de 6. Su padre no cabe en sí mismo de orgullo. Mahalet y las demás, un total de 6 asisten a la universidad durante los veranos, un plan especial que la universidad ha puesto en marcha sólo para los profesores de la misión debido a su nivel y la calidad de sus conocimientos.El gobierno ha cambiado el sistema educativo, y han hecho un examen a todos los profesores de moda de él país, de 100 aprobaron 15, 10 son de Zway, TODOS nuestros profesores, todos…………… ¿Qué si estoy orgullosa? Mientras escribo esto las lágrimas se acumulan en mis ojos. Aunque soy consciente de que el mérito no es todo mío, ellos, ponen mucho de su parte, no hay duda. Las hermanas muchísimo, y la cantidad de voluntarios que han pasado por el departamento, tanto antes como después de mi………….
Encontré la sala de profesores llena de libros y material de clase preparado, todos trabajando y aplicados en sus tareas. El taller con nuevas máquinas, y Teshome, aquél que en su día os conté que convencí a las hermanas para que lo pusieran a la cabeza del taller, esperándome orgullos para enseñarme los nuevos productos, nuevos uniformes, nuevos diseños para las tiendas………( me contó que no había dormido la noche anterior porque sabía que yo había llegado).Cuanto progreso en tan corto tiempo. Hay profesores nuevos de los alumnos que van terminando, a todos los conocía, estaban en primero o segundo cuando yo daba clases. Pero no todo son alegrías, faltaba Tenaye, había muerto hacía unos meses mientras daba a luz, si, estas cosas aquí siguen pasando mucho, estaba de visita a sus padres ese fin de semana, se puso de parto, la llevaron a algún médico, pero murió, una chica con tanto talento, y tanto futuro, no llegaba a los 30 . Haimanot también ha perdido a un niño al nacer recientemente, son síntomas, de que él país aún sigue con inmensas carencias.
Cuanto dan de sí 2 semanas en Zway, hicimos un montón de cosas, y casi nos daba la sensación de que el tiempo no había pasado y que seguíamos allí. Viviendo los retos de cada día. Pero como siempre las imágenes hablan solas, fueron días inolvidables en compañía de la mejor compañera, fueron días para el orgullo y la satisfacción el recuperar la fe en la humanidad, de conocer nuevos voluntarios entregados, nuevas hermanas que dan su vida en seguir los pasos de Jesús. Habiendo llegado de Egipto, donde la corrupción y la desesperanza forman parte de la vida diaria, el volver a Etiopía fue para mí como una ducha de agua fresca que limpia y desintoxica devolviendo las ganas de luchar de vivir, de dar gracias a Dios por todas las bendiciones que tenemos, y de seguir ayudando a esta gente que tanto se lo merece.
Besos

Si quieres colaborar con la misión:
Commercial Bank of Ethiopia,
for Salesian Sisters of Zway, P.O. Box 112, Zway, Ethiopia
N. 01704 / 172885 / 00 - Código SWIFT CBETETAA

1 comentario: